Naturaleza

El bosque patagónico más cercano a Bariloche, todavía completamente virgen.

Ubicada en la Patagonia Norte, esta estancia recibe visitantes en su eco-resort de montaña. Reúne en sí misma todos los elementos buscados en la Patagonia: más de 200 hectáreas de Parque Nacional Nahuel Huapi, en una ubicación privilegiada, dentro del Distrito de los Lagos, con más de 2km de costa de lago y a los pies de una escarpada montaña, bosques prístinos, arroyos y cascadas para la contemplación, todo dentro de la Estancia, lo que permite la realización de todo tipo de actividades sin necesidad de desplazarse a otro sitio, ahorrando así tiempo y dinero.

Combinamos la majestuosa belleza del Parque Nacional, con un estrecho contacto con la naturaleza y la experiencia de estancia, en amigable proximidad con nuestros animales.

Somos una operación turística familiar, relativamente pequeña y, prácticamente, todo en casa ha sido realizado por nosotros: la limpieza de este hermoso predio que habíamos encontrado abandonado, las construcciones, la decoración, la promoción y la recepción de nuestros huéspedes, lo que confiere el toque tan personal de nuestro establecimiento. Así, procuramos hacerlo sentir en su casa.

El amor por la naturaleza abre nuevas conexiones entre nuestros huéspedes, con nuestro staff, los animales y la naturaleza. Una vez que comprendemos que somos parte de un todo, comenzamos con los cuidados que requiere el entorno y las comunidades vecinas. Procuramos ocuparnos de accionar en modo tal de hacer, al menos, una pequeña diferencia en torno a nosotros.

 

Avistaje de Aves en Peuma Hue

La Argentina goza de un clima relativamente estable y humedad durante períodos de tiempo prolongados, que han favorecido la implantación de una gran riqueza de especies y complejidad estructural. El país es hogar de más de 980 especies de aves, que pertenecen a 23 órdenes y más de 75 familias diferentes.

El área de la Patagonia Norte posee una riqueza biológica mayor que aquella de la Patagonia Austral, y ofrece más especies endémicas, no sólo de aves, sino también de mamíferos, culturas y paisajes únicos que aún permanecen muy bien preservados.

Organizamos excursiones de avistaje de aves de día complete dentro de la propiedad y los alrededores y, también, de varios días en la región. Podemos alcanzar muy fácilmente diversos entornos naturales, tales como el bosque Andino Norpatagónico, declarado por la UNESCO como Reservas Mundial de la Biósfera por su altísimo nivel de endemismo. También accedemos a la estepa patagónica, a zonas rurales y a Chile, con entornos diferenciados en su valle central y las costas del Océano Pacífico. Solamente alrededor de las casas hemos podido visualizar 57 especies de aves.

Lista de Aves en Peuma Hue (PDF 34Kb)

 

EL BOSQUE NATIVO: Región Andino Norpatagónica, Reserva Mundial de la Biósfera UNESCO

Peuma Hue se recuesta sobre el faldeo del Cerro Catedral, en la cabecera sur del Lago Gutiérrez, integrando también bosques prístinos, arroyos, cascadas dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi y dentro de la Región Andina Norpatagónica, declarada en 2007 como Reserva Mundial de la Biósfera por la organización mundial UNESCO.

La Estancia está ubicada justo en la transición entre el bosque y la estepa, localización privilegiada para incursionar en estos bosques prístinos desde su valle abierto al lago.

“El paisaje es típicamente montañoso con marcadas influencias de las últimas glaciaciones, dominado por los Andes en el oeste y planicies sub-andinas y mesetas al este”, como la describe la UNESCO en su directorio de Reservas de la Biodiversidad.

Un evento cúlmine de toda visita a la zona consiste en la incursión en el bosque, donde se puede sentir la singularidad de este entorno. Virtualmente todas las especies leñosas son únicas y endémicas, vinculadas genéticamente sólo con aquellas de Nueva Zelanda y Sudáfrica, desde los tiempos en que estas tierras tan apartadas estaban unidas con el continente americano.

Resulta muy importante destacar que a pesar de su excelente nivel de preservación, esta zona virgen es absolutamente segura para los visitantes, tanto por la ausencia de animales peligrosos, como en lo referente a hongos, plantas o insectos venenosos. “Vivimos en una ensalada” hemos oído comentar a un guía local, para referirse a las abundantes hierbas, frutas y hongos que son, no sólo comestibles, sino deliciosos. “Vivimos en el paraíso”, es lo que terminamos por comprender.

La visita al bosque vale la pena durante todo el año. En los veranos, nos regala la frescura que buscamos en las cálidas tardes, coronada de colores y sonidos de las variadas especies de aves. Los inviernos pintan todo de blanco, cubriendo el bosque de ese silencio tan especial de la nieve y de la vida latente. En los otoños, los bosques y las montañas estallan de colores como en una paleta de pintor, desde los amarillos hasta el borravino, simplemente, único.